Conoce más sobre los servidores dedicados: ventajas y desventajas

A la hora de empezar un proyecto web es necesario realizar la contratación de un servicio de alojamiento; sin embargo, es posible que tengas dudas sobre si debes solicitar un hosting web compartido, en el que tus recursos son utilizados por otros clientes, o servidores dedicados que te permitan tener exclusividad.

En este sentido, lo primero que necesitas tener en cuenta es la importancia de buscar un asesoramiento profesional que te ayude a estudiar la magnitud de tu propuesta, para no hacer inversiones innecesarias. Asimismo, esto será de gran utilidad para que la evolución de tu trabajo funcione de manera óptima, sobre todo, de cara a tus clientes.

Dentro del mundo de la tecnología, es natural que cualquier persona tenga decenas de preguntas sobre un tema tan amplio como este, por eso antes de contratar este servicio, merece la pena saber con precisión de qué se trata: un servidor dedicado es una máquina que está a la absoluta disposición de un usuario, para que desarrolle y ejecute sus aplicaciones web.

En el mercado, se pueden conseguir algunas variaciones, que se diferencian por el sistema operativo que utilicen o por la forma de ser gestionado. En relación a este último punto, es posible encontrar los servidores dedicados administrados y los no administrados. Por supuesto, al reconocer tus necesidades particulares podrás decidir cuál es el que verdaderamente se adapta a tus necesidades.

Ventajas de tener un servidor dedicado

Las páginas web, poco a poco, van creciendo. En principio, puede que sólo necesiten un hosting compartido; pero, si supera las expectativas, en algún momento hay que buscar mejores opciones como esta, con la que se van a tener los siguientes beneficios:

  • Mayor espacio de almacenamiento: el cliente dispone de todo el espacio del equipo para su actividad.
  • Seguridad: como no intervienen otros usuarios ni hay otras aplicaciones es menos vulnerable.
  • Transferencia de datos: el tráfico del sitio web no se ve afectado por otros, reduciendo la posibilidad de que se congestione o se vuelva lento.
  • Panel de control: la empresa tiene el poder sobre cada una de las funciones de la máquina.
  • Capacidad de adaptación: el software es elegido por el usuario, lo cual no siempre ocurre en un hosting compartido.

Detalles que hay que tener en cuenta

Al ser una máquina más avanzada, el coste es mayor. Por tanto, si es un sitio que aún no cuenta con el presupuesto necesario para contratarlo, es mejor que elijas otras alternativas que sirvan para dar los primeros pasos.

Por otro lado, hay que saber cómo se administra para poder utilizar todas sus funcionalidades. Por esta razón, muchos prefieren contratar el servicio que ofrece el proveedor que, por lo general, es mejor que buscar personal externo.

Si deseas optimizar tu sitio web con los servidores dedicados, no dudes en buscar a verdaderos expertos que te orienten en esta importante decisión.

No hay comentarios

Agregar comentario